MENU CLOSE

Borja Vargas

Escribir
es vivir.

Relatos

De madrugada en su habitación

Era la quinta madrugada en la que el crujido surgía puntual, a las dos. Sonaba como si alguien que tuviera todo el tiempo del mundo estuviera aplastando un saco lleno de coral fosilizado. Solo yo lo oía en aquel suburbio desierto, de calles sucias y embarradas, dominadas por la iluminación del letrero de mi hotel.…

Te dejo

—Te dejo. —No. —Sí. No es la primera vez. —Adiós… Se va a andar. Ahora necesita estar sola. Pero no se engaña: aún tendrá que volver a la casa para aclarar las consecuencias prácticas de la ruptura. Pisa la calle, sube la cabeza, baja la vista desde la luna y se encuentra con unos hombres…

Los años de la sirena

Salió el sol y secuestraron a la sirena. Era la hora en la que solía emerger de entre la espuma de las olas. No la capturaron por ser una criatura especial, sino por asociarse con subversivos: había ayudado a exiliarse a muchos perseguidos por la nueva Junta del Hainan Independiente. El régimen no tenía forma…

Encuentro con un jiangshi

El señor Zhou, mi padre, había sido tan simpático en vida. Cuando yo era adolescente, muchas tardes él dejaba la tienda a mi hermana y a mi madre y venía a buscarme al templo. Allí me preparaba para ser monje. Para llamar mi atención, mi padre me tiraba piedras a la nuca desde fuera de…